¿Cómo era ir a la escuela en la antigüedad? 古代学生如何上学

¿Cómo era ir a la escuela en la antigüedad? 古代学生如何上学


 En la antigüedad, las escuelas se dividían en dos tipos: públicas y privadas. Esto apareció en el Periodo de Primavera y Otoño; en la dinastía Han se estableció inicialmente el sistema de educación en escuelas.


 

Después de la dinastía Tang, se formó gradualmente un modelo fijo de educación en escuelas de diferentes tipos. En general, las escuelas públicas eran creadas por el gobierno y las privadas, por individuos u organizaciones populares. Por su naturaleza diversa, los alumnos matriculados variaban también.

Las escuelas públicas, sobre todo las del gobierno central, se abrían principalmente a los hijos de los oficiales. Durante la dinastía Tang, existieron seis tipos: Guozixue, Taixue, Simenxue, Shuxue, Suanxue y Lvxue. El primero admitía a los oficiales de rango 3 o superior; por su parte el Taixue, aceptaba a los de oficiales de rango 5 o más y el Simenxue, a los hijos de aquellos de rango 7 o superior y a los civiles con buenas notas de aprendizaje.

Los otros tres tipos reclutaban a los hijos de oficiales de rango inferior a 8 y a aquellos civiles talentosos. Los requisitos de admisión eran menos exigentes en las escuelas públicas regionales, que no pedían mucho sobre los recursos de la familia de los alumnos. No existía un límite unificado para la edad de admisión a las escuelas públicas.

Sin embargo, para los hijos de civiles, aprender en las escuelas privadas era más común. Podían ingresar a la escuela “si llevaban dos piezas de carne seca como regalos para los maestros”. En cuanto a la edad, existía un dicho: “Los niños de 8 años pueden aprender en las escuelas”.

Exigencias de admisión

En la antigüedad, antes de entrar a las escuelas, los niños debían participar en tres ceremonias llamadas “ritos de ingreso”, que se dividían en tres partes:

La primera era arreglar su traje. Los antepasados prestaban mucha atención a la apariencia. Un porte limpio y elegante era el comienzo de todo protocolo. En el “rito de ingreso” de la dinastía Qing, los alumnos vestían una túnica negra formal, una chaqueta corta y un sombrero, ambos de raso negro. Los estudiantes se formaban ordenadamente y esperaban al maestro, quien les dirigía al aula.

La segunda, rendir homenaje a Confucio. Al centro del salón de clases, había una tablilla en conmemoración del gran maestro. Los alumnos debían rendirle homenaje primero y luego arrodillarse ante el maestro, ofreciéndole al mismo tiempo regalos, como carne, ensalada, ormosia, dátiles o dinero. Según los documentos de la dinastía Qing, a cada estudiante se le cobraba de 3 a 4 liang de plata al año. Los alumnos debían inclinarse a modo de saludo para mostrar el respeto y amor recíprocos.

Tercera, escribir trazos. Antes de hacerlo, los estudiantes debían lavarse las manos. Para pintar un lunar en la frente, se utilizaba el cinabrio. La pronunciación del lunar es “zhi”, igual que la de la palabra “inteligente”, lo que indicaba el éxito en el futuro aprendizaje. Se tocaba el tambor para advertir a los alumnos para que estudiaran arduamente. Ellos extendían un papel rojo sobre la mesa y el maestro les enseñaba a hacer los trazos. Éste era considerado como “el primer maestro”. Si los estudiantes lograban el éxito académico en el futuro, debían agradecer a su primer maestro.

Vacaciones

En la antigüedad, no existían las vacaciones de verano ni las de invierno. Las escuelas privadas permitían un descanso de más o menos 35 días, a partir del décimo día de diciembre hasta el décimo quinto de enero del calendario lunar chino. También había vacaciones durante los festivales Qinming y Duanwu. Por su parte, las escuelas públicas tenían vacaciones normales y especiales. Durante la dinastía Tang, las primeras se referían a un día de descanso por cada diez de aprendizaje.

La especial, en cambio, abarcaba las faenas agrícolas, que caían en mayo y en septiembre. Cada periodo de vacaciones duraba un mes y los estudiantes podían volver a casa. Sin embargo, si un alumno no volvía a la escuela a tiempo, o pasaba más de 30 días de vacaciones en violación a las reglas o pedía más de 100 días de permiso por accidente o 200 por enfermedad, sería obligado a dejar la escuela.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*